WHAT'S NEW?
Loading...

Candombe evangelista


Por Matias Colinas (@cdmatias)


San Telmo derrotó al Deportivo Morón por 1 a 0 y lo hundió no solo en la tabla de posiciones sino también en la de los promedios. Temprano por la mañana, Deportivo Morón y San Telmo sabían que iban a jugar algo más que un partido.

No conforme con un presente deportivo muy pobre, Morón también atraviesa una situación institucional complicada tras el desastre que azotó la zona oeste. Ganar representaría un vaso de agua en un desierto que cada vez es más hóstil El elenco del oeste manejó las acciones desde el primer minuto.

En primer término, apostó a los desbordes de Gastón Ada con centros que por lo general conectaron a los defensores rivales. Luego, probó con remates más que interesantes de Gerardo Martínez, a quien se lo ve lento y muy retrasado. Finalmente, también dispuso de chances y muy claras mediante su goleador histórico Damián Akerman. Cuando se creía que el gol del albirrojo estaría al caer, a los 39’ Segundo cabeceó a la salida de un córner y señaló un gol que despertó a todo aquel que anduviera algo dormido. Había sido la única chance del visitante en el primer tiempo.

Pasaron los minutos y también la claridad mental de los dirigidos por Daniele. Desaparecieron las ideas para generar juego, aparecieron las imprecisiones que no se vislumbraban antes y también la faceta artística del unovisitante, quien hizo enervar a la tribuna local que lentamente comenzó a insultar al equipo. Ante la fórmula repetida de centrar para los cabezazos de Iglesias, San Telmo comenzó a cerrar un resultado milagroso.

 El fútbol es así. No importó lo tanto que haya atacado el local en buena parte del cotejo; en treinta segundos a Morón el domingo se lo dejaron a oscuras. Porque al gallo que debía cacarear y despertar, lo durmieron. Ojalá no lo hayan terminado de hundir.

0 comentarios :

Publicar un comentario