WHAT'S NEW?
Loading...

¿El partido del año?


Por Santiago Ludueña (@Santi_Luduenia)

EL JUEGO DE LAS PALABRAS by SML

El partido del próximo sábado se jugará uno de los partidos más importantes del torneo de Primera B Nacional, quizá "El partido del año". El puntero visita al escolta. River recibe a Instituto. Pero, ¿qué ganaría o perdería cada equipo dependiendo del resultado?

Instituto está en mejor situación. No sólo en la tabla de posiciones. Sin embargo, más allá de que no perdieron, sufrieron más de lo previsto en los últimos tres partidos. Contra Defensa y Justicia y Atlanta lo resolvió en los últimos minutos, mientras que en la visita a Gimnasia en La Plata el arquero Julio Chiarini salvó el empate. No obstante, es indudable que, pese a ese bajón, es, probablemente, el mejor equipo de la divisional. No se puede hablar para nada de “Dybala y 10 más”. Todos aportan su granito de arena, como el ya citado Chiarini, Videla, Encina, la grata aparición de Juan Sills, entre otros. Esa ventaja de 4 puntos por sobre River hace que una hipotética derrota no les afecte mucho, salvo un poco en lo anímico.

Distinto es el caso de los dirigidos por Matías Almeyda. Las veces en las que jugó realmente bien son contadas con los dedos de una mano. De hecho, en los últimos encuentros no mostró un nivel bueno, siendo el ejemplo más famoso aquel partido ante el “Bohemio” nueve días atrás. Justamente, en el siguiente (y último) partido, frente a Huracán, la performance realizada por el equipo fue similar al de aquella ¿catastrófica? (en el sentido del rival, no en el del resultado) derrota en cancha de Vélez. Encima, Matías Almeyda, para el ingreso de Cirigliano (de muy buena actuación frente al “Globo”) prefirió resignar a David Trezeguet, de muy buen presente goleador, antes que a Alejandro “Chori” Domínguez, a pesar de que éste último no rindió en los últimos partidos que jugó, sin importar el puesto que ocupase.

A diferencia de los dirigidos por Darío Franco, una derrota “millonaria” dolerá y mucho. Más si Rosario Central y Quilmes ganasen sus respectivos partidos (el “Canaya” contra Merlo en Arroyito, y el “Cervecero” contra Patronato en Paraná), ya que, de ser así, caería en los puestos de promoción. Algo impensado para un equipo que aspiraba no sólo al ascenso directo, sino también al título mismo, algo que se alejaría con una victoria de la “Gloria”, ya que la diferencia aumentará a 7 puntos.

Instituto quiere agigantar su ilusión. River quiere revivir. Eso hace suponer que el partido entre ellos será más que disputado, no sólo en lo físico, sino también en lo mental. La invitación a disfrutarlo (o padecerlo) está abierta.

0 comentarios :

Publicar un comentario