WHAT'S NEW?
Loading...

RADIOGRAFIA FUTBOLISTICA: ASI JUEGA GIMNASIA LA PLATA




Por Tomas Fonseca

Reseña general introductoria:

Gimnasia y Esgrima La Plata buscará el tan ansiado ascenso a Primera División tras quedar rápidamente, la temporada pasada, fuera de la discusión. Cuando todavía quedaban varias fechas en disputa, matemática y futbolísticamente había quedado sin oportunidades de al menos aspirar a un lugar en una promoción para subir de categoría.

Por su historia y trayectoria, el “Lobo” necesita imperiosamente retornar al fútbol grande de la Argentina. La urgencia se potencia producto de los últimos años victoriosos de su eterno rival Estudiantes de La Plata. La situación en la ciudad de las diagonales se torna cada vez mas insoportable para los hinchas triperos.

Este torneo que comenzó hace algunas fechas, encuentra a los del bosque platense como uno de los serios y firmes candidatos a pugnar por el titulo o alguno de los tres ascensos que otorga la B Nacional.

DT: 

Pese a no haber cumplido el objetivo la campaña pasada, la dirigencia renovó el voto de confianza en Pedro Troglio. Ídolo de la casa como jugador, ya ha conducido a Gimnasia en otros ciclos, incluso peleando campeonatos en Primera División. La Comisión Directiva apela a la continuidad del entrenador no sólo por su idea futbolística y por su buena trabajo como cabeza de un plantel (en el ambiente del fútbol, esta muy bien considerado a nivel profesional y personal por los jugadores), sino también por que al tener historia y gloria como jugador en el club, puede aplacar ánimos caldeados en caso de que los resultados esperados no lleguen. La gente le tiene más tolerancia con el equipo y es el propio Troglio quien absorbe gran parte de la presión resultadista que puede rondar en el bosque.

En líneas generales, el modelo 2012/13 de Gimnasia de La Plata salta a los terrenos de juego con una formación de 4-4-2, que se desarticula y transforma para atacar en un 4-3-1-2. Juan Cuevas táctica y defensivamente se ubica como volante por izquierda en ese mediocampo de cuatro volantes, pero apenas el “Lobo” tiene el control de la pelota, se sitúa como enganche para tener mas peso ofensivo, desequilibrar donde puede ser peligroso y para abastecer de fútbol a los delanteros. Los laterales suelen pasar mucho al ataque y el cuadrado que conforman los dos defensores centrales y el doble cinco, se edifica como la zona más fuerte y de mayor solidez del equipo. Es el sector de recuperación y de entrega rauda de la pelota para  desde allí, hacia afuera, construir los ataques “triperos”.




Arquero:

Fernando Monetti es quien Troglio eligió para comenzar como titular. Con sus 23 años, a priori puede considerárselo joven para el puesto, pero ha integrado selecciones juveniles y desde hace una temporada y media que viene con rodaje en primera, al punto de haberle ganado, un tiempo atrás, el puesto al “Gato”  Sessa. Entre sus características, es necesario destacar su velocidad de piernas, es ágil, “volador” y de excelente pegada. Su falencia puede residir en que no es tan alto, aun que lo suple con su fuerza en el salto y a menudo sale a cortar los centros.  

Defensa:

La defensa esta parada con una línea de 4 tradicional, con laterales que pasan alternadamente al ataque. Cuando un marcador de punta se suma a la ofensiva, el otro se cierra haciendo las veces de “stopper”. Se busca formar una línea de 3 para no sufrir sobresaltos en la replica rival. Facundo Oreja, es quien se para como número “cuatro”. No es alto, pasa asiduamente al ataque, es veloz, metedor y conoce muy bien la categoría (Jugó Nacional B en Aldosivi y San Martín de Tucumán y Ferro). Juan Carlos Blengio y Osvaldo Barzottini conforman la zaga central. Aportan experiencia, firmeza, voz de mando y juego aéreo, además ser muy  aguerridos. El punto bajo puede ser el hecho de que no son tan técnicos. Lucas Licht marca la punta izquierda.  Volvió  al club que lo vio nacer después de pasar por el futbol español (Getafe) y Racing. De buena altura, prolijo para jugar, tiene una gran pegada de media y larga distancia y es un excelente lanzador de centros desde tres cuartos de cancha. A diferencia de Oreja, no suele escalar hasta la línea de fondo. No es tan profundo, sino que tratar de aprovechar al máximo su zurda y buscando centrar con precisión apenas tiene espacio.





Mediocampo:

La zona de volantes inicia integrada también por 4 jugadores dispuestos de la siguiente forma: Un doble cinco y dos volantes externos, pero que cuando la pelota rueda, se quiebra. Es decir, que es flexible este dibujo. Juan Cuevas, el habilidoso volante que retornó del fútbol mexicano, arranca desde el costado izquierdo hacia el centro, rompe líneas y se convierte en el enlace del conjunto, pasando la generación del fútbol “tripero” por sus pies y por la sociedad que conforma con Martín Cabrera. El volante derecho ex Independiente, aporta juego, centros envenados, desborde, experiencia con la camiseta y mucho recorrido por la banda. No sólo se entiende bien con Cuevas, sino que también hace un buen tándem con Oreja cuando este se suma al ataque.

Es clave en el andamiaje del conjunto de Troglio el doble cinco. Lo integran: Omar Pouso, volante central uruguayo de 32 años que entrega toda su experiencia y garra “charrua” para quitar la pelota, ordenar y empujar al equipo, y Germán Basualdo, quien lo secunda en la ardua tarea de la recuperación y distribución. Basualdo además, es el encargado de hacer el relevo zonal de Juan Cuevas en el sector izquierdo, para no dejar descompensado el mediocampo y a su vez, darle tiempo al enganche para el retroceso defensivo.

Delanteros:

Matías Quiroga llegó para esta temporada procedente de Patronato donde tuvo una gran temporada. Es el típico “9”.  Delantero referencia de área, que se “mata” los 90 minutos entre los defensores centrales rivales, no muy dúctil, pero fuertísimo en el juego aéreo. Es el encargado de concretar y de finalizar las jugadas; de sacar el máximo provecho y rédito a las llegadas y centros que Gimnasia de La Plata genera.  En la delantera lo acompaña el colombiano Luis Peralta. El juvenil de 20 años debutó en primera el semestre pasado en la Copa Argentina y ahora, a fuerza de gambetas, habilidad y “caradurismo” futbolístico, se ganó la titularidad. No había podido jugar en el B Nacional la temporada pasada ya que no había disponibilidad del cupo de extranjeros. Al liberarse este, Troglio no dudo en la inclusión del “cafetero”. Tiene mucha movilidad, velocidad y un físico privilegiado. Por sus condiciones técnicas, como se dice en la jerga futbolera, es uno los que mas números tienen para ser golpeado por los jugadores rivales.

Tomas Fonseca
Estudiante de Comunicación UBA
Jugador de Cipolletti (Torneo Argentino A)

1 comentario : Leave Your Comments

  1. Me parece que, si bien no tenía plantel para ascender, en la temporada pasada padeció el mal comienzo de la mano de INGRAO. Troglio agarró el equipo varias fechas después, con el torneo comenzado y un plantel que no armó.

    ResponderEliminar