WHAT'S NEW?
Loading...

Se agrandó en la más difícil

Valenti remata hacia la meta. (Foto: UaiUrquiza.com)


Por Mauro Sincich
En el postergado de la segunda fecha, UAI Urquiza derrotó 1 a 0 a Defensores Unidos como visitante y quedó como único puntero del campeonato. En un partido muy trabado y con poco fútbol, el “Furgón” se agrandó y con diez jugadores terminó ganándolo sobre la hora con un nuevo gol de Sergio Valenti, esta vez desde el punto penal.

Como ante J.J. Urquiza, las variantes de Guillermo De Lucca en la segunda parte fueron muy importantes para cosechar tres puntos más. Ante el clásico rival, Duete y Garcete facturaron para ganar. Esta vez, ante Defensores Unidos, los ingresos de Monzón, Valenti y Colombano definieron el partido para el lado de Villa Lynch. Los habituales titulares que aguardaban en el banco, ingresaron y gestaron la jugada que derivó en el gol de Sergio Valenti desde los doce pasos. Un tanto que hizo festejar a todo UAI Urquiza, el cual no encontraba la pelota durante gran parte del segundo tiempo y que encima tuvo que batallar con diez jugadores luego de la expulsión de Jorge Coria. Sin embargo, no es la primera vez en el fútbol que un equipo juega mejor con un jugador de menos. Y ese fue el caso de Urquiza, que en esa parte final logró tener la pelota en campo rival y recibió como premio el gol en el epílogo del partido. Un premio, al igual que la punta en soledad del campeonato.
Con los ingresos de Bogado, Ledesma y Garcete, además del retorno de Coria, De Lucca decidió darles descansó a algunos habituales titulares a raíz de la cantidad de partidos que se disputaron en la última semana. Y enfrente se encontró con Defensores Unidos, un equipo con nombres muy importantes, pero que todavía no termina de cuajar en su andar futbolístico.
En los primeros minutos, fue el CADU el que arrancó mejor y demostró un poco más de empuje hacia el arco de Cano. UAI Urquiza estuvo algo impreciso y le costó entrar en partido y sobre todo adaptarse al irregular estado del campo de juego.
En el local, Rubén Gómez y Daniel Cáceres Silva eran los bastiones por la izquierda, sector predilecto para el ataque del CADU. Bogado fue el que más entró en contacto con la pelota, pero muy marcado, siempre le costó mucho conectarse con Ledesma y Garcete.
Llegando a los 20 minutos, el “Furgón” ya había emparejado las acciones, pero las situaciones de gol claras nunca aparecieron. Las defensas de ambos equipos, comandadas por Vallejos y Ortiz, fueron las grandes responsables de anular cada intento de tres cuartos de cancha en adelante. Para destacar, un remate de Bogado luego una gran jugada individual. Mientras que en el local, un cabezazo de Amado salió pegado al palo. Luego de ese lapso, el partido entró en una meseta y solo con algunos atisbos de buen fútbol, UAI Urquiza terminó siendo un poco mejor que el dueño de casa.
Al igual que en el comienzo del partido, el CADU salió al segundo tiempo muy envalentonado con el apoyo de su gente. Flegenal empezó a desequilibrar y con el ingreso de Massari por el lesionado Cáceres Silva, Defensores empezó a crecer en el encuentro. A los 15, el mismo Flegenal remató esquinado y Cano se estiró para mandarla al corner. Y dos minutos más tarde Gómez probó pero fue Silva el que salvó la caída del arco.
Era el peor momento de UAI Urquiza en el partido, pero con el ingreso de Monzón por Bogado, se ganó en la tenencia del balón. Garcete comenzó a pivotear y por momentos formó una buena dupla con el recién ingresado. A los 23 minutos, Garcete y Monzón ensayaron una buena jugada que terminó con un centro de Villán y que ninguno de los dos pudo empujar hacia la red.
Cuando UAI Urquiza seguía creciendo en el partido, al igual que ante Sacachispas, se volvió a quedar con diez hombres a falta de diez minutos para el cierre. Coria recibió su segunda amarilla y volvió a ver la roja por segunda fecha consecutiva. Sin embargo, el equipo no se quedó atrás y pudo jugar los últimos minutos del partido en el campo del “Celeste”. El ingreso de Colombano por Garcete y la aparición de Valenti que ya estaba en cancha, terminaron siendo claves junto a Monzón. Porque a los 45 minutos, Eloy habilitó a Javier en la puerta del área y el número 16 la paró de pecho y remató de derecha, impactando la pelota en la mano de Maximiliano López. Penal clarísimo. Sergio Valenti se hizo cargo de la pena máxima y definió cruzado a un palo para festejar con todo. Nuevamente sobre la hora, como en ese ultimó triunfo ante el CADU en cancha de Alem con el gol heroico de Gastón Silva.

0 comentarios :

Publicar un comentario