WHAT'S NEW?
Loading...

HOMBRE EN LLAMAS



Por @SebasLuduena

En el Francisco Urbano, Deportivo Moron volvió a sonreír al derrotar por 2 a 1 a Central Cordoba con dos goles de Damian Akerman, el empate parcial lo convirtió Hector Alvarez para el Charrua. El Gallo escala a una tercera posición compartida con 22 puntos y quedó a tres puntos del líder. 

En una primera parte bastante pareja donde ambos equipos trataban de imponer su estilo, cambiaban golpe por golpe sin profundidad. El local trataba de hacer triangulaciones rápidas para descolocar al Charrua y encontrar los espacios para disparar al arco del buen arquero Leguizamón. El visitante esperaba a Moron para robarle la pelota con el interesante volante Favelo y armar el juego con la inteligencia y la buena pegada de Nicolas De Bruno que siempre encontraba el hueco para dejar en posición de gol a sus compañeros.

El primer golpe lo dio el team de Daniele en una saque rápido de Chiche Migliardi que aguantó Wanchope Abila, se la dejó a Cabrera que de primera metió un pase preciso para dejar solo a Akerman en el área que no perdonó y la coloco fuerte abajo para darle el primer grito a la gente del Urbano. El Gallo tuvo en ese momento la oportunidad para estirar la ventaja pero Leguizamon lo evitó.

Moron se engolosinó en atacar y en un descuido, Lezcano perdió una bocha en ataque y se vino la contra rival que en los pies de De Bruno ubicó mano a mano a Lazo, el nueve saco un cañonazo que Migliardi tapó de manera soberbia pero la pelota quedó viva y Alvarez ni lento, ni perezoso la mandó a guardar y marcaba el empate.

En el complemento, el local asumió el protagonismo y la obligación de ir buscar pero también se descuidaba en defensa y sufría las contras del rival, Migliardi una vez más fue figura de su equipo. Promediando el segundo tiempo ante un Abila que perdía más de lo que ganaba ingreso el Melli Britos para revitalizar la delantera y Orihuela por Rodriguez Pagano que no ataca, ni defiende. Los cambios refrescaron al equipo y en un centro por la derecha, Britos realizó una excelente diagonal para bajarle la pelota a Akerman, el goleador se tomó su tiempo para ver la reacción del arquero y definir por encima de este para poner el 2 a 1 que hizo estallar las gargantas de todo el estadio. Cuando el partido estaba para cualquiera apareció el hombre que esta en llamas con 14 goles en 15 partidos para dejar la victoria en casa.


0 comentarios :

Publicar un comentario