WHAT'S NEW?
Loading...

Suma y sigue La Banda del Furgón

Foto: UaiUrquiza.com



Por Pablo Zaccagnini
En un partido bastante discreto en el que los planteos tácticos se impusieron a las ideas, UAI Urquiza logró derrotar al difícil Liniers por 1 a 0 en Villa Lynch con gol de Sergio Valenti. Los dirigidos por Norberto D'Angelo (expulsado en el primer tiempo) fueron ordenados en defensa y rápidos para salir de contragolpe, pero no estuvieron precisos a la hora de definir. El Furgón con este resultado se afirma en la punta de la Primera C a la espera del gran choque de la próxima fecha frente al Dvo. Laférrere.
Trabajado triunfo de UAI Urquiza. Se sabía que este Liniers, pese a la posición en la tabla, no iba a ser un rival fácil. Ya había logrado un resonante triunfo frente a Berazategui en el sur y había hecho enormes méritos contra otros adversarios de importancia en la categoría.
Si bien el planteo del experimentado Norberto D'Angelo fue un poco más flexible que el presentado por Jorge Franzoni en la fecha anterior, la marca de los rudos centrales Marcos Cabrera y Guillermo Amelotti sumada al despliegue de Oscar Romero para seguir los pasos de Javier Monzón, le hicieron sentir a los delanteros del Furgón que no iba a ser una tarde fácil.
Intentaba UAI Urquiza por derecha con los desbordes de Eloy Colombano y sobre todo con las proyecciones permanentes de Claudio Villán, de muy buena actuación, pero todo se diluía en centros poco precisos y pelotas largas. De a poco se animaba el visitante, que por la banda derecha encontró el camino para preocupar a los defensores furgoneros. Por ese sector subía una y otra vez Leandro Aversa en soledad, siendo uno de los más peligrosos de su equipo pese a que "el Pelado" terminaba mal cada una de sus incursiones ofensivas.
El planteo muy cerrado y obediente de ambos conjuntos, pero especialmente de los de D'Angelo en defensa hizo del juego un espectáculo poco vistoso. De hecho el local, tuvo una sola relativamente clara a los '28 cuando combinaron Sergio Valenti y Monzón pero el remate del 9 salió desviado. Mucho más concreta fue la del final de la etapa para Liniers: gran pase de Ezequiel Argüello a espaldas de Martín Ortíz que no pudo cerrar y el goleador Oscar Villalba que sólo frente a Matías Cano desperdició la oportunidad rematando al cuerpo del arquero que, vale decirlo, cubrió muy bien el tiro. A eso apostaba Liniers: orden en defensa, salida rápida y facturar algún error del rival, como lo hizo contra Berazategui.
En el segundo tiempo, si bien "La Topadora" adelantó un poco sus líneas, el planteo no varió demasiado. El ingreso de Jorge Coria por Monzón, lesionado, en la UAI, hacía suponer un juego más abierto y así se dió. El diminuto volante se ubicó sobre la izquierda y se mostró muy activo, dándole más profundidad a los ataques de los de Villa Lynch. Aún así, a los dirigidos por Guillermo De Lucca les costaba mucho generar situaciones concretas de peligro frente a la valla de Mariano Monllor. Hasta que a los 22 minutos del complemento el partido se destrabó desde el arco del Furgón. Sí, porque una vez más Matías Cano no sólo ahogó el grito de gol del visitante, sino que fue pieza fundamental para armar una contra excelente con un saque de arco rápido y preciso que dejó a Eloy Colombano en una inmejorable posición para sacar un centro pasado que bajó Coria por el otro sector, para que Valenti sólo tuviera que empujarla al gol.
De allí en más, tuvo que salir Liniers obligado por las circunstancias, y en los últimos minutos salió a quemar las naves para empatar el partido. Lo tuvieron Villalba y Amelotti en sendos cabezazos que se fueron por poco pero también pudo definirlo UAI Urquiza con una contra en la que Coria casi marca el segundo.
Triunfo final para el más ambicioso de los dos, pese a que Liniers lo jugó de igual a igual y será un equipo que le traerá un dolor de cabeza a más de un encumbrado de la divisional.

0 comentarios :

Publicar un comentario