WHAT'S NEW?
Loading...

EL MEJOR BRINDIS

Foto: UaiUrquiza.com



por Pablo Zaccagnini
En la última fecha de 2012, primera de las revanchas del torneo de Primera C, UAI Urquiza se trajo desde Remedios de Escalada un triunfo valiosísimo por 1 a 0 sobre el local, Talleres. Jorge Coria marcó el único gol de un partido que fue desfavorable al equipo de "Willy" De Lucca durante la mayor parte del trámite, especialmente cuando se quedó con 10 jugadores por la temprana expulsión de Martín Ortíz, pero en el que "El Furgón" supo aprovechar su oportunidad para embolsar tres puntos de oro que le permiten terminar el año en lo más alto de la tabla.

Los recuerdos de un año atrás todavía estaban frescos. Aquella vez UAI Urquiza se había ido con la cabeza gacha del estadio de la calle Timote por la gran demostración de fútbol del local. En esta ocasión, las caras y las risas de un vestuario ganador lo dicen todo. Los merecimientos quedan de lado cuando la fría estadística dice que ganó el que la mandó adentro de la red.
Empezó mejor Talleres y sin duda fue el gran dominador de la tarde en Remedios de Escalada. Pese a que los de Villa Lynch tuvieron una ocasión propicia a los '12 con un tiro libre desde el borde del área de Martín Ortíz que el arquero Juan De la Fuente sacó con mucho esfuerzo, todo el resto de la etapa sería favorable al local. Los dirigidos por Claudio Nigretti manejaron los hilos del encuentro con cierta desprolijidad pero con muchas ganas, basados en la movilidad de Jaime Molfeso y Diego Yanzi, bien secundados en la recuperación por Lucas Fernández y por el oportunismo del goleador Leonardo Alvarez, que contó con no menos de tres situaciones claras de gol en ese primer tiempo; dos cabezazos que se fueron desviados y un remate a quemarropa, que Matías Cano rechazó con el pie derecho para alejar el peligro de su valla. A favor de la UAI, hay que decir que siempre trató de jugar la pelota con criterio y por abajo, en un campo de juego que tenía muchas falencias para ello. Las subidas de Colombano por derecha generaban peligro pero nunca fueron una preocupación concreta para la defensa del tallarín. También un atenuante de importancia para la preponderancia de Talleres sobre la visita, tuvo que ver con la jugada que condicionó el resto del partido: a los 37 Álvarez picó ganándole las espaldas a Ortíz y empujó al central universitario, infracción sancionada por el árbitro Christian Benítez, pero la reacción del defensor hizo que el juez lo expulsara a instancias del asistente número 1, Federico Pomi.
En el segundo tiempo rearmó la defensa De Lucca con el ingreso del "Cabezón" Darío Duete que se ubicó sobre la izquierda, pasando el "Kily" González como central. En efecto, la salida de Leonardo Harkes en el medio hizo que el furgonero la pasara mal, ya que Emanuel Ibañez no daba a basto con la marca de los volantes albirrojos que se venían en masa y asi no extrañó que en una de las tantas incursiones ofensivas del local, luego de varias situaciones de gol, a los 26, Emiliano Díaz le cometiera una falta a Martín Civit cuando este se dirigía rumbo al gol. Se preparó Leonardo Álvarez para fusilar a Cano y el tiro del 9 terminó rozando el travesaño y saliendo casi de los límites del estadio.
UAI Urquiza ya se paraba decididamente de contra y casi no atacaba cuando De Lucca decidió jugarse la última ficha. El ingreso de Gabriel Garcete para pelearla como único delantero. Y el pleno le salió bien. A los '42, cuando el partido ya se extinguía, el recién ingresado peleó con fuerza una pelota sobre la derecha, ganó la posición, levantó la cabeza y tiró el centro justo para la entrada de Jorge Coria, que con mucha fe acompañó la corrida del ex Midland y mandó la pelota al gol para silenciar a las casi tres mil personas que poblaban el estadio tallarín.
Partido chivo que un equipo con aspiraciones debe ganar. UAI Urquiza tenía una bala en el cargador y la usó en el momento justo, para irse de vacaciones con una sonrisa.

0 comentarios :

Publicar un comentario