WHAT'S NEW?
Loading...

NO PUDO BAJARLO

Foto: encampana.com
Por Mariano Szusterman


En una calurosa noche en Campana se enfrentaron Villa Dalmine y Atlanta para cerrar la primera rueda del campeonato de la Primera B Metropolitana.  El encuentro terminó 1 a 1 con goles de Renzo Perez y Andrés Soriano. El local mereció mejor suerte, la visita con el punto termina siendo el lider de la primera rueda.

El cotejo mostró un Dalmine dominador de la pelota, con jugadores de buen pie y trasladando de un lado a otro, pasando siempre el balón por los pies del Dudy Perez. 

Más allá del control, el “Lila” no lograba llegar con profundidad, faltaba claridad en el último pase. La más clara del primer tiempo estuvo en los pies de Sanchez que su remate dio en el poste derecho de Gagliardo.
Iba a llegar la primera polémica de la noche, tras un cabezazo que dio en la mano de Segovia dentro del área, Lamolina interpretó que fue “casual” en lo que parecía un claro penal para los de Campana.

Un desdibujado Atlanta iba a llegar al gol. Centro de Fernandez para Sanabria que se la entrega a Soriano para que este le de un pase a la red e injustamente ponga en ventaja a la visita.
Finalizado el primer tiempo y mientras los jugadores estaban en los vestuarios se produjo un corte de luz que demoro el comienzo de la segunda etapa.

Solucionado el inconveniente, la segunda etapa mostraba lo mismo que la primera, pero ahora iban a llegar las malas noticias para el conjunto de Rondina

Luego de una gran habilitación del “Dudy”, dejó mano a mano a Renzo Perez que definió por arriba de Gagliardo decretando el empate justo para Dalmine.

Allí hubo unos minutos donde bajo la intensidad del partido y lo único que se vio fue un centro de Guzman a la cabeza de Soriano que no pudo conectar limpiamente.

La segunda polémica de la noche fue la expulsión de Fernandez tras una patada a Perez que dejó muchas dudas la decisión tomada por Lamolina, era una jugada que merecía solamente amonestación.

Si Atlanta estaba teniendo un mal segundo tiempo, empeoró el panorama con la correcta expulsión de Segovia (cuarta en el torneo) que dejaba al Bohemio con 9. Esta vez fue acertada la decisión del árbitro. La equivocación del línea, que es el que lo marca, fue en no detener el partido y esperar que la pelota salga del campo de juego.
Dalmine, con la mayoría del equipo volcado al ataque, no pudo aprovechar las expulsiones y fue puro centro en los últimos minutos del encuentro.

Los de Campana cierran un buen semestre, cosechando una cantidad de puntos importante que le sirven para alejarse de la zona del descenso. 

Por el lado de Atlanta, termina la primera mitad del torneo en la cima del campeonato, sabiendo que si el objetivo es ascender tiene que mejorar y mucho. Para luchar entre los de arriba es bueno no perder los partidos cuando lo mereces y es lo que le paso con Dalmine.

0 comentarios :

Publicar un comentario