WHAT'S NEW?
Loading...

LOS MÁS Y LOS MENOS DEL NACIONAL; FECHA 23



El Rosario Central de la fecha

11 partidos consecutivos con victorias. Se igualó el récord del equipo de 1985, comandado por Pedro Marchetta (tanto del club como del ascenso en sí), el cual, dicho sea de paso, regresó a Primera División. Y está a dos de alcanzar al San Lorenzo de Manuel Pellegrini de 2001, que es el que tiene la plusmarca en todo el fútbol argentino. Aparte de ello, la brecha con el cuarto es de 10 puntos. Eso motiva a que la sección sea rebautizada momentáneamente. Algo que vino en un momento bastante oportuno, ya que triunfo ante Banfield casi sin mostrar dudas, así que ellos mismos son los elegidos esta fecha.

Barrilete cósmico

Facundo Pereyra fue uno de los grandes hacedores de la goleada (aún inconclusa) de Gimnasia La Plata a Nueva Chicago, al anotar dos de los cuatro goles del Lobo. Así, trepó al tercer lugar de la tabla de goleadores, compartiendo el puesto con Andrés Chávez, de Banfield.

Sin GPS

Una rueda atrás, Crucero del Norte era una de las sorpresas que tenía el torneo. Hoy, la historia es bien distinta: ya sin Pedro Dechat como entrenador (lo sucedió Iván Delfino), cayó 2-0 ante Almirante Brown, y esto, sumado a la racha positiva de Douglas Haig, hizo que actualmente esté en zona de descenso directo.

Digno de Supercampeones

No fue nada de otro mundo, pero terminó siendo el encuentro más atractivo de la fecha. En un duelo importante por la permanencia, sumado al morbo generado por la pelea entre Hugo Barrientos y Matías Defederico, Huracán venció 2-1 a Deportivo Merlo, que se quedó sin DT, ya que renunció Néstor Ferraresi.

Para ponerlo en un marco

En una fecha con pocos tantos, hay que destacar el último que se hizo en la jornada: el de Jonathan Zacaría, de  Almirante Brown, en el encuentro ante Crucero: bombazo de primera que dio en el travesaño y entró.

No podés

Quien juega con fuego se termina quemando... Eso le sucedió a Matías Vega, arquero suplente de Instituto. El reemplazante del expulsado Julio Chiarini, luego de un par de buenas atajadas, se confió y quiso salir jugando, pero terminó regalándosela a Pablo Mazza, quien inmediatamente anotó el único gol del encuentro para Douglas Haig.


0 comentarios :

Publicar un comentario