WHAT'S NEW?
Loading...

ONCE SUEÑOS DE ASCENSO

Gimnasia y Tiro de Salta, Talleres de Córdoba y Santamarina de Tandil animaran el undecagonal por el ascenso.



Por @tomfonseca

El pasado fin de semana finalizó la primera ronda del Torneo Argentino “A”. La definición fue atrapante para propios y extraños, con resultados que constantemente se modificaban, repercutiendo directamente en la tabla de posiciones y en la suerte de los diferentes equipos.

Al culminar la última jornada de la fase regular, quedaron precisadas las instituciones que lograron su clasificación al Undecagonal Final, como así también cuales cuadros deberán afrontar la dura (y rara) Reválida.

Por la Zona Sur, lograron el pasaporte para el Undecagonal, Santamarina de Tandil, Juventud Unida de San Luis, Deportivo Maipú de Mendoza, Racing de Olavarria y Gimnasia del Concepción del Uruguay. En tanto, por la Zona Norte, pudieron hacerlo Talleres de Córdoba, Gimnasia y Tiro de Salta, San Martín de Tucumán, Sportivo Belgrano de San Francisco, San Jorge de Tucumán, Córdoba y Juventud Antoniana de Salta. (Los equipos aparecen ordenados según su posición final en la tabla del primer tramo del certamen).

Estos 11 equipos, los mejores de la ronda inicial de la divisional, tendrán la oportunidad de buscar el primer ascenso al Nacional B. Deberán enfrentarse todos contra todos en 10 fechas (una sola rueda) y el campeón subirá a la segunda categoría del fútbol argentino. Los 10 restantes intentarán el mismo objetivo a través del play off por el segundo ascenso. En este sentido, los clubes que concluyan del segundo al quinto puesto, clasificarán directamente a la cuarta fase de los play off, mientras que del sexto al undécimo lugar, disputarán la tercera fase, con dos clubes provenientes de la Reválida.

Respecto de la Reválida, debemos decir que la jugaran el resto de los equipos que no pudieron clasificar al Undecagonal. Se realizarán dos torneos “petit” de 7 conjuntos cada uno, manteniéndose para su disputa, el criterio geográfico de la primera ronda.

Por un lado, la Reválida de la Zona Sur tendrá como participantes a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, Rivadavia de Lincoln, Cipolletti de Río Negro, Alvarado de Mar del Plata, Unión también de Mar del Plata, Brown de Puerto Madryn y Desamparados de San Juan. Por el otro, la Reválida de la Zona Norte contendrá a Central Norte de Salta, Central Córdoba de Santiago del Estero, Libertad de Sunchales, Tiro Federal de Rosario, Guaraní Antonio Franco de Posadas, Alumni de Villa María, Córdoba y Racing de Córdoba.

La forma de disputa será la de todos contra todos en cada una de las zonas (6 partidos por equipo), clasificando los 4 mejores para la siguiente instancia. Allí, al término de la última fecha volverán a tener valor los puntos sumados en la fase regular.
De la sumatoria de la primera parte del torneo y las unidades cosechadas a partir del fin de semana venidero, quedará delimitado quien fue el último de cada la zona, y descenderá al Argentino B. Mientras que el sexto de cada zona disputará una promoción con su par del grupo contrario para dirimir el tercer descenso.

¿Cómo sigue el desarrollo del  campeonato?

Los 4 primeros de cada zona de la Reválida, si no tienen su puntaje acumulado comprometido con el descenso, habrán podido salvar la categoría y a su vez volver a creer en un objetivo más ambicioso: un ascenso. Se jugarán semifinales y finales geográficas, a partidos de ida y vuelta, y con ello se obtendrá el mejor de cada zona. Estos dos conjuntos, se plegarán a los que terminaron en el Undecagonal en los puestos más relegados (del 6to. al 11ro.) y se armarán nuevamente play off a ida y vuelta. Esta es la Tercera Fase. Una vez que se conocen los 4 que sortearon esta instancia, se suman los equipos que finalizaron en las posiciones de vanguardia (2do. al 5to. lugar – Cuarta Fase) y se disputan play off a ida y vuelta hasta conocer el segundo ascendido.

Con este panorama planteado es complicado hacer pronósticos y previsiones respecto de lo que sucederá en los próximos meses en el Torneo Argentino “A”.

En el Undecagonal Final hay equipos fuertes, históricos, con presupuestos y planteles armados para ascender. La temporada pasada pocos contemplaban a Douglas Haig de Pergamino y a Crucero del Norte de Misiones como posibles integrantes de la B Nacional actual, pero pudieron dar el batacazo. Considero que la diferencia la sacarán aquellos que puedan rescatar algunos puntos como visitante y no soltar unidades como local. Todos arrancan de cero, con las ilusiones intactas, los ánimos renovados y el máximo objetivo y la gloria a la vuelta de la esquina. La pelea será palmo a palmo hasta el final.

La Reválida es aún más compleja si se pretende realizar un análisis a priori. Los equipos llegan anímicamente golpeados, muchos quedando por escaso margen afuera del Undecagonal. La ventaja la tendrán quienes puedan asimilar rápidamente el golpe de no haber clasificado y reconvertir su mentalidad en la ardua pelea por no descender. Por esas cuestiones “exóticas” que muchas veces contienen los torneos del fútbol nacional, en este mini campeonato, conlleva de la mano de salvarse de la perdida de categoría, la oportunidad de reinsertarse en la búsqueda del segundo ascenso. Es un camino difícil, donde se correrá en desventaja en comparación con los que vengan de los mejores once del torneo, ya que estos tendrán siempre ventaja deportiva, pero la posibilidad estará y esa ilusión de volver a pelear por un objetivo grande, inexorablemente imprimirá una fuerza que a la postre puede torcer al historia a favor de aquellos que vienen peleándola de abajo.

Nos encaminamos rumbo al final del Argentino “A”. A través de cada partido que vaya pasando, se ira dilucidando con mayor certeza cual será el destino de cada institución al cerrarse el año futbolístico. Se avizoran jornadas apasionantes y por que no también sufridas tanto para los hinchas como para los que amamos la redonda y el fútbol del interior.


0 comentarios :

Publicar un comentario