WHAT'S NEW?
Loading...

EL FURGÓN QUE SOÑÓ AVANZAR Y LO LOGRÓ

foto: uaiurquiza.com



 Por Tomas Fonseca

"Una vez lloré porque no tenia zapatos, luego conocí a una persona que no tenia pies, y me di cuenta de lo rico que soy.”  -  Zinedine Zidane.

El Club Ferrocarril Urquiza nació el 21 de mayo de 1950. Su trayectoria en el ascenso siempre había encontrado alternancia entre los grises y los negros. Desafilió en seis oportunidades y hasta el 2010 sólo había sabido jugar en Primera “D”. El destierro y el ostracismo futbolístico eran habitúes en Villa Lynch y las mieles que el fútbol cada tanto sabe entregar, nunca hacían su aparición en escena. No era para nada feliz el andar del “Furgón”, pero en mayo del 2009 el rumbo se torció para siempre.

Con el acuerdo de fusión entre el Urquiza y la Universidad Abierta Interamericana la institución se paso a llamar como actualmente se lo conoce, Club Deportivo UAI Urquiza y tomó un nuevo y renovador impulso. Gracias a la inyección económica, el crecimiento a nivel de la infraestructura y el aporte de una estructura organizativa, sumado a la llegada de jugadores importantes, UAI Urquiza se animó y ganó la temporada 2009-2010 de la “D”. Hito bisagra en su vapuleada historia, ya que a partir de allí la cuesta fue ascendente prácticamente sin detenciones.

Sus dos primeros torneos en la “C” lo encontraron peleando arriba. Lejos de conformarse con sostener la categoría, busco asentarse a partir de inmiscuirse en los puestos de vanguardia. En la 2010-2011 se metió en el Reducido y en la 2011-2012 fue subcampeón del torneo que ganó Villa Dalmine.

Tras estas campañas, y en el marco de la fecha 34° cuando venció por 3 a 1 al Deportivo Español, el “Furgonero” se coronó campeón de la Primera “C” y con ello se acreditó la oportunidad de jugar la próxima temporada, por primera vez en su historia, en la B Metropolitana, cuando aún restan cuatro fechas para la culminación del certamen. Este presente es sin lugar a dudas ni a discusiones, el pico máximo recorrido del club.

El pasado fin de semana, con la victoria por 1 a 0 como visitante sobre Liniers, la UAI Urquiza estrenó su título y comenzó a cerrar una campaña impecable tanto en lo numérico como en lo futbolístico.

Bajo la conducción técnica de Guillermo De Luca, que seguramente ceda su puesto a Cristian Aldirico el año venidero, en 35 partidos jugados, cosechó 75 puntos, producto de 22 partidos ganados, 9 empatados y 4 perdidos. Al día de hoy, y a modo de poder visualizar con mayor contundencia lo impactante del rendimiento del equipo, es preciso mencionar que le lleva 13 unidades a su escolta Laferrere y 18 puntos al tercero, Sacachispas.

La UAI es el equipo con mayor cantidad de victorias de la categoría y menos derrotas. Es la segunda valla menos vencida con 20 goles (1° Laferrere con 17 tantos en contra) y  es el 5° conjunto en convertir más goles. (En este ítem se encuentra por detrás de Sacachispas, Español, Laferrere y Midland). Los goleadores del equipos son Gabriel Garcete y Ezequiel Vidal, con 6 dianas cada uno, aun que están lejos de Peralta Cabrera de Sacachispas (26 goles) y Franco Romero de Español (16 tantos), los artilleros “top”.

Un elemento de nodal importancia en la concreción de estos números y el torneo son las comodidades de las que disponen los futbolistas para ejercer su profesión al máximo de sus posibilidades. Sueldos al día, instalaciones acordes a las exigencias del fútbol super profesional moderno (posee un predio deportivo de más de 100 hectáreas en Ezeiza), micro propio para los traslados, concentraciones en la previa de los partidos e incluso becas para aquellos jugadores que deseen seguir alguna carrera universitaria en la facultad, son cuestiones para nada menores. Generan un clima de trabajo por demás favorable que mas temprano que tarde repercute en resultados positivos.

En estos meses que quedan de cara al cierre formal del año futbolístico, se intentará pensar los lineamientos a seguir para afrontar la B Metro de la forma más seria y competitiva. La planificación en cierta manera ya comenzó con la danza de nombres que serían declarados prescindibles, lista que empezó a circular esta semana en diversos medios.

¿Logrará UAI Urquiza erigirse seriamente como un pretendiente a un ascenso al Nacional B la próxima temporada y con ello seguir agregando páginas doradas al libro del club? ¿Buscará armarse para sostener la categoría, con esto consolidarse para crecer despacio pero a pie firme? ¿O nuevamente realizara una mixtura entre no descuidar el promedio pero junto a ello soñar con algo grande?

Otra vez las incógnitas estarán signando el inicio de la nueva era en la tercera división de AFA. Lo que es seguro, es que nada de lo que ocurra tomará a propios y extraños distraídos, puesto que Urquiza empezó un crecimiento sostenido que a priori parece no encontrar su techo.





0 comentarios :

Publicar un comentario