WHAT'S NEW?
Loading...

SUSPENDIDO


Por Mauro Cunto

La jornada del sábado venía ya complicada por las intensas lluvias que caían en el conurbano bonaerense. Poco a poco, los partidos que debían disputarse iban suspendiéndose por el mal estado de los campos de juego. Sin embargo, como es sabido que la cancha de Los Andes tiene un buen drenaje, se decidió esperar hasta un ratito antes del partido para ver qué pasaba.

El estado del campo, desde las cabinas era claramente favorable. Pero lo que se comentaba en los medios es que todos los partidos se habían suspendido, inclusive los dos de la mañana y los que se jugaban en simultaneo con el del Gallardón.

Los jugadores salieron al campo, Julio Barraza, el árbitro también y se decidió que el partido se jugaría. Tal es así que, con algunas dificultades, el encuentro comenzó bastante prolijo teniendo en cuenta las expectativas. Un Los Andes ordenado, que proponía pese a las complicaciones del terreno, y un Platense que también esperaba con orden y paciencia.

Con el correr de los minutos las intensas lluvias no cesaron, y el partido comenzó a desnaturalizarse. La bola dejó de correr y los jugadores tropezaban continuamente. Ya para los 20 de la primera etapa, el partido entró en un letargo del que nunca pudo salir. Casi que no hubo situaciones de riesgo, y los jugadores tampoco ayudaron porque ningún equipo logró comprender que no se podía jugar al ras del suelo.

En el segundo tiempo las cosas no solo que no cambiaron, sino que empeoraron. La cancha se puso muy pesada y el trámite del encuentro fue imposible de llevar. A los 17, Julio Barraza tomó la correcta decisión de suspender el partido pese a los reclamos de algunos jugadores de Platense. La decisión de suspender es irreprochable, aunque quizás el segundo tiempo no debía haber comenzado. ‘‘Ya jugamos así sesenta minutos’’, decía Daniel Vega, delantero de Platense y le preguntaba a Barraza ‘por qué no terminarlo’. Lo cierto es que los dos se fueron con un 0 a 0 parcial que le servirá a quien, en la continuación, pueda jugar mejor a la pelota, cosa que no pudo lograrse hoy por el mal estado del campo, que a pesar de todo se la bancó bien.

0 comentarios :

Publicar un comentario