WHAT'S NEW?
Loading...

LA LOCOMOTORA DEL DIABLO VA TOMANDO VELOCIDAD

Foto: Fotobaires


Por Tomas Fonseca

Un tercio (y un paso más) del campeonato de la B Nacional ya se esfumó. Es ineludible, a esta altura, realizar un análisis del andar de Independiente. Con su participación histórica en la divisional, sumado a la urgencia y obligación de regresar inmediatamente a su lugar de siempre, es por demás interesante abordar el presente del "Rojo". 

Tras la salida de Brindisi y la llegada de Omar De Felippe a la conducción técnica en la fecha 5, el "Diablo" de Avellaneda lenta y paulatinamente, no sin un gran esfuerzo y encadenando algunos resultados positivos, logró dejar atrás un inicio complicado en la segunda categoría de AFA. 

El comienzo con 2 puntos sobre 12 posibles generó un clima de desesperación. Se vislumbraba lo complejo que seria ascender, algo completamente opuesto a las previsiones de pretemporada y el anhelo de los hinchas. Refuerzos cuestionados, rendimientos irregulares y puntos que no se sumaban, eran cuestiones que hacían posible adjetivar a la situación como critica. 

Arribó De Felippe, y con ello comenzó a levantar la puntería, el nivel, los resultados y la colecta de unidades. Obtuvo 22 puntos en 11 partidos disputados (33 puntos disponibles) y de a poco se empezó a notar la mano del DT en el armado del equipo. Sin tomar decisiones drásticas que pudieran generar polémicas, optó por la mesura. Diagramó según sus gustos y necesidades, omitiendo generar simbronazos bruscos. 

En el arco le dio la confianza a Rodríguez. Recordar que en el ciclo Brindisi, en el 2-2 contra Aldosivi de local, atajó Assman. Consolidó defensivamente al equipo con una línea de "4" típica. Es decir, (salvo excepciones puntuales) puso en los laterales y en la zaga central, a jugadores de oficio; especialistas en esos puestos. Queda en la lista de los pendientes, a esta idea de retaguardia, ponerle apellidos constantes, puesto que han jugado (y rotado) Valles, Villalba, Tula, Cáceres, Velázquez, Nuñez, etc.

En el medio campo, dejó de contemplar a Alderete como volante central. Bajo rendimiento y una expulsión por doble amarilla (bien echado) contra Banfield, fueron las razones para su salida. Le dio rodaje a Razzotti, aunque es preciso señalar que el nivel mostrado no es el deseado y eso le abrió las puertas a Vidal. A Zapata lo sostuvo en el once titular, pero lo corrió desde un rol central a uno secundario. Desde esa función y haciendo las veces de rueda de auxilio, esta aportando mucho mas que lo que mostró al principio. Recorrido, juego y sacrificio, hoy lo ponen como un importante actor de reparto.

El protagonico, por nombre, condiciones y trayectoria, recala en Montenegro. A pesar de los cuestionamientos, el entrenador sostuvo al "Rolfi" como líder y emblema, apuntando a que sea el "héroe en este lío". Con 6 goles, es el máximo artillero del equipo, cuenta para nada despreciable en un volante ofensivo.

Adelante le dio oportunidades a Menendez, pero no este logró destaparse. Todos los cañones apuntan a que asuma la responsabilidad de la camiseta número nueve de Independiente, Facundo Parra. De Felippe sabe que tiene algunas molestias físicas y por eso lo lleva de a poco, reacondicionandolo para que agarre ritmo partido a partido. Esta planificación le esta dando sus frutos y muestra de ello es el gol, entrando desde el banco, que hizo Parra ante Sportivo Belgrano para sellar el 1 a 0 y el triunfo del "Rojo".

A la columna vertebral que va puliendo y erigiendo con el paso de las jornadas, hay que agregar a los jóvenes. Dan aire renovado y frescura cuando les toca participar y es mérito del técnico ir "mechandolos" sin tirarles toda la presión encima. Les brinda espacio para que se sientan importantes, sin la mochila de tener que ser abanderados. Pisano, Vidal, Miranda, Trejo, entre otros, son ejemplos de la tesitura del DT en materia de juveniles.

Aun resta mucho por mejorar, sobre todo en lo que respecta al encuentro de sociedades futbolísticas en cancha. Pero el "Diablo" ha ido creciendo y la ilusión de volver a Primera esta temporada se revitalizó en los últimos juegos.

Independiente, con 24 puntos (6 ganados, 6 empatados y 3 perdidos), está a un punto de Unión (25 unidades), hoy alojado en el tercer puesto de ascenso. Lejos del primer lugar y del título de campeón (Banfield 33 puntos, primero y Defensa, 32, escolta), se apunta a la posición de "medalla de bronce" de cara a Diciembre. Pugna por ese lugar con varios equipos: el ya mencionado Unión, Instituto y Atlético de Tucumán (ambos con 24 puntos), Crucero del Norte (23 unidades) y Patronato, Independiente Rivadavia de Mendoza y Brown de Adrogué (todos con 21 puntos).

Retornar a Primera División, casi inexorablemente, implicar una concatenación de circunstancias. De Felippe, consciente de esto y sabiendo que subir no vendrá como decantación del peso histórico de la camiseta, esta buscando edificar con bases sólidas, un equipo que en Junio de 2014, este luchando con firmeza en la zona de ascenso. Ubicación, que ha de ser, sin lugar a dudas, espacio de reparación histórica.


0 comentarios :

Publicar un comentario