WHAT'S NEW?
Loading...

HERRERA: “VOY PASO A PASO, PERO NO VEO EL ASCENSO COMO UN OBJETIVO LEJANO”

ESTEBAN HERRERA, NUEVO JUGADOR DE CAMIONEROS

El ex jugador de Boca Esteban “Pollo” Herrera regresó al CASDC para la etapa definitoria del Torneo Argentino B. Cree que el club puede aspirar a una nueva consagración “porque el trabajo y el compromiso del grupo llevan al equipo por buen camino”. Un refuerzo de lujo para una institución que quiere ser protagonista.


El Campeón Mundial Sub 20 en el vestuario “Verde” a punto de arrancar un nuevo entrenamiento.


-Esteban, ¿por qué volviste a Camioneros? 
-Principalmente por una cuestión familiar. Estuve jugando en Indonesia un año y dos meses y en ese tiempo vi muy poco a mi familia. Ellos se quedaron en Argentina y viajaban cada tanto, pero fue mucho tiempo sin estar juntos. Además de todas las propuestas que tuve la de Camioneros fue la mejor. Conozco a mis compañeros, al técnico, a los dirigentes, conozco cómo trabajan, entonces todo cerraba para que volviera. 

-¿Cómo encontraste al club en este regreso luego de más de 2 años? 
-Mejor que antes. El ascenso ayudó mucho a los chicos, veo un plantel más maduro. Y jugar un torneo más importante como es el TAB, más la Copa Argentina, le está haciendo muy bien al grupo. 

-¿Cuáles son tus objetivos? 
-En lo personal necesito jugar. Estar “parado” a los 22 ó 23 años es muy diferente que hacerlo a mi edad. Antes podía esperar un tiempo pero ahora, con casi 33 años, necesito jugar. Por eso estoy agradecido al club que me abrió las puertas para que pueda tener la chance de jugar. 

-¿En qué momento de tu carrera te encontrás? 
-Hasta los 23 ó 24 años no jugué mucho, me tocó arrancar desde atrás en los clubes donde estuve. A partir de esa edad empecé a tener más continuidad, entonces conozco lo que es estar “parado”. En este momento de mi carrera necesito que me tengan en cuenta y poder jugar. 

-¿Cómo fue la experiencia de jugar en un país tan distinto al nuestro como es Indonesia? 
-Fue muy raro. Vivir en Indonesia es muy diferente. La religión es diferente, allá todos son musulmanes, las costumbres son diferentes, hace muchísimo calor… es complicado vivir allá, y sin la familia es mucho peor. Ese fue uno de los motivos por los cuales decidí quedarme en el país este año.


Herrera jugó 38 partidos convirtió 16 goles con la camiseta del Mitra Kukar de Indonesia.

-¿Y el nivel de la liga con qué categoría de acá lo compararías? 
-Hay de todo. Los equipos que tienen entrenadores y jugadores extranjeros generalmente hacen la diferencia. Pagan muy bien y pelean siempre arriba. Te diría que esos equipos serían como del Nacional B de Argentina. Y los clubes más flojos, que no tienen extranjeros, estarían a la altura de una Primera C, porque no tienen tanta experiencia y prácticamente están en una burbuja, no se fijan cómo trabajan en otros países. Entonces cuando llega un técnico extranjero enseguida se destaca. 

Nacido en Villa Constitución, Santa Fe, el “Pollo”cuenta con bastante experiencia en el ascenso nacional. En 2004 llegó a Chacarita junto a varios ex Boca, de la mano de Ernesto Mastrángelo. El plan funebrero apuntaba a pelear el ascenso pero nada salió como pensaban. Al final de la temporada tuvieron que recurrir a un partido desempate frente a Defensores de Belgrano para mantener la categoría (fue aquella tarde donde los penales transformaron al “Flaco” Vivaldo en ídolo eterno). Herrera fue uno de los pocos que cumplió con las expectativas. Posteriormente,tras unos años en el extranjero volvió al país en 2010 para jugar pocos meses en Sportivo Italiano, en la B Metropolitana. 

-En el ascenso argentino pasaste por varias categorías: jugaste el Nacional B,en la B Metro y en tu etapa anterior en Camioneros disputaste el Argentino C, ¿qué te genera ahora la posibilidad de debutar en el TAB? 
-Hasta ahora la categoría más dura para mí ha sido el Torneo Argentino C. Igual todas las divisiones son distintas. El ritmo de juego y el “roce” son diferentes. Ahora experimentaremos este nuevo torneo, que no lo conozco, pero calculo que será muy difícil. 

-Tu debut en el fútbol argentino fue en Boca Juniors, uno de los clubes más grandes de Sudamérica y del mundo. Fuiste goleador histórico de divisiones inferiores y jugaste en el equipo multicampeón de Carlos Bianchi ¿Qué recordás de tu etapa como jugador de Boca?
 -Me quedaron muchísimos recuerdos, hermosos recuerdos. Pero sobre todo destaco los amigos que hice en aquella etapa de mi carrera, porque en definitiva creo que eso es lo más importante. Hoy sigo en contacto que varios de ellos, como“Pampa” Calvo, “Wily” Caballero, Nico Burdisso y“Chaco” Giménez. Haber sido el goleador histórico de las divisiones inferiores es algo que no me quita el sueño. Me llevo el orgullo y el privilegio de haber estado en ese equipo tan importante, de jugar en el club del cual soy hincha, y de haber compartido vestuario con los grandes jugadores que pasaron por Boca en aquellos años.


El “Pollo”en un Boca-River de verano. Debutó con la camiseta xeneize a los 17 años, en marzo de 1999.

-En tu cuenta de twitter te definís como “Riquelmista a morir”, ¿son amigos o lo decís por una cuestión más bien ideológica? 
-Me defino como “Riquelmista” porque Román juega al fútbol como a mí me gustaría hacerlo. A Riquelme lo quiero por todo lo que le dio al hincha. Yo soy fanático de Boca, y me pongo en ése lugar cuando hablo de él, no lo digo como jugador o como el compañero que fui. No somos amigos porque tenemos distintas edades y en ésa época yo era un chico y recién empezaba mi carrera. Yo estaba más con el grupo de los pibes de la pensión y él tenía el suyo, compartíamos cosas claro, pero no llegamos a hacer una amistad. De todas maneras haber estado con un jugador así, y haber hecho dos goles gracias a pases suyos, me llena de orgullo. 

 -En tu paso por el exterior has jugado en el ascenso italiano, ¿qué diferencias notaste respecto del ascenso argentino? 
-En Italia me resultó muy duro jugar. La liga italiana es muy “robótica”, muy esquematizada. Actualmente eso cambió un poco, pero en la época en que estuve todos los movimientos eran muy marcados. Los delanteros no jugaban “libres” en ataque, sino que había que hacer los movimientos que te indicaba el técnico. Después en la cancha jugaban de memoria, sin mirarte siquiera. Tiraban el pase y si no estabas concentrado y no hacías los movimientos que te pedían la jugada no podía hacerse, y obviamente después te retaban y quizás hasta te sacaban del partido. Al ser tan mecanizado me costó muchísimo el fútbol italiano. 

El santafesino actualmente realiza un trabajo especial con el profe Gustavo Silbán para llegar a punto al inicio de la segunda fase, donde las incorporaciones quedarán habilitadas para competir. Es un pibe muy tranquilo y callado. Un compañero con el que es casi imposible tener un problema. Nunca lo ves gritando o riendo a carcajadas. Habla con todos y siempre es amable. En el vestuario demuestra la misma paciencia que tiene frente al arquero para definir. Con respecto al futuro del equipo en el torneo Esteban mostró su confianza, y dejó un mensaje alentador para los hinchas camioneros:“Como cualquiera de los chicos del plantel voy paso a paso. Creo que tenemos equipo pero el campeonato va a ser muy duro. La manera en que estamos trabajando y el compromiso que veo en el grupo nos están llevando por un buen camino. Después llegar a lo máximo depende de muchos factores, incluida la suerte también. Pero el ascenso no lo veo como un objetivo a largo plazo, pienso que si no se da este año será el próximo. Aunque ojalá sea este año, ¡es lo que todos queremos!”.

@ezekilmot

0 comentarios :

Publicar un comentario