WHAT'S NEW?
Loading...

A barajar y dar de nuevo

 
Foto: uaiurquiza.com


 Por Mauro Sincich

En un partido muy accidentado, UAI Urquiza perdió 3 a 0 ante Platense en Vicente López por la fecha 23. A pesar de haber mostrado un buen fútbol, el “Furgón” tuvo que batallar con dos jugadores menos en un encuentro desigual. Además, el juego estuvo suspendido durante 28 minutos por la ausencia de la ambulancia a raíz de un incidente en la platea local.
Mala suerte, incidentes y determinaciones polémicas. Sin duda, estos factores fueron decisivos para que Platense-UAI Urquiza no se desarrollara por los carriles normales. Ya de entrada el partido tomó un rumbo inesperado. Porque hasta el minuto tres, ambos equipos habían salido con todo y el encuentro era parejo. Sin embargo, una jugada peligrosa de Nicolás Bauchet sobre Pansardi, generó la decisión de Monsalvo de expulsarlo apenas asomaba el partido. A partir de allí, todo cambió. Porque si bien UAI Urquiza dominó mejor la pelota que Platense, se vio resignado totalmente en ofensiva, penando la ausencia de uno de sus delanteros. Y para colmo, cinco minutos después de la expulsión, el “calamar” aprovecho el envión anímico y Gonzalo Peralta marcó de cabeza tras un corner de Quiroga.

Con uno menos y abajo en el marcador, Urquiza no se amedrentó y siempre insistió en jugar y buscar el arco rival. Ferreira, lo mejor del equipo, fue una salida por la banda derecha, ganándole siempre a Mattiuzzo en el mano a mano. Suárez se movió muy bien como gestor del juego, pero el déficit recayó en el ataque, con un Valenti muy solo por la ausencia de Bauchet. Platense sorprendió por su tibieza a la hora de generar juego, pero le alcanzó con las excelentes individualidades que tiene. La velocidad de Melivilo y Quiroga y la notable experiencia de su gran figura, Daniel Vega.
Con el correr de los minutos, Platense no fue tan vertiginoso y UAI Urquiza empezó a cometer imprecisiones. Las jugadas de riesgo no aparecieron y el juego se tornó deslucido. Así, se fue un primer tiempo en donde dejó el panorama abierto para la segunda parte.
El segundo tiempo fue rarísimo. UAI salió con todo pero se encontró a los dos minutos con el partido momentáneamente suspendido. Dos plateístas locales se tomaron a golpes de puño y uno de ellos terminó gravemente herido tras golpear su cabeza contra una butaca. Por eso, la ambulancia tuvo que trasladarlo rápidamente al hospital más cercano para su atención. Finalmente, fueron 28 minutos de espera hasta el retorno de la misma para que el juego pudiera continuar como dicta el reglamento.
Después de ese parate, Aldirico movió el banco y metió tres cambios juntos. Los ingresos de Jorge Coria, Cristian Fernández y Sergio Rodríguez hicieron que el “Furgón” se adelante en el terreno y busque el empate con más claridad. Pero la ilusión solo duró cinco minutos, porque nuevamente, Monsalvo sacó otra roja directa. Esta vez fue para Coria, que llegó al límite en un cruce y se fue para las duchas.
Después de un nuevo duro golpe para el visitante, el partido careció de total normalidad. Platense jugó a su antojo y supo estirar la diferencia. Primero con un lindo gol de Daniel Vega (cumplió 100 partidos en el “Marrón”), luego de un jugadón de Humberto Vega por derecha. Y sobre el final del partido con un desborde del recién ingresado Walter Ortiz que derivó en la definición a la red de Víctor Meza.
Pitazo final y sabor amargo. Pero quedó a la vista que UAI Urquiza es un equipo con todas las letras, porque a pesar de las adversidades siempre fue en busca del arco rival, porque nunca bajó los brazos cuando el partido estaba definido y porque tuvo una conducta para imitar, ya que nunca puso una pierna de más cuando Platense se floreaba tocando por toda la cancha. Ahora, a barajar y dar de nuevo.

0 comentarios :

Publicar un comentario