WHAT'S NEW?
Loading...

GRITO DESAHOGADOR



Chacarita volvió al gol y a la victoria. La última vez que pudo sumar de a 3 había sido ante Estudiantes (BA) por la mínima y en ese mismo escenario. Hace varios partidos que los dirigidos por Leeb no encuentran una identidad en su juego, después de la lesión de su goleador (Ramón Lentini) al "Funebrero" le cuesta convertir y por lo tanto hacerse con los 3 puntos. El cotejo lo dominó Chacarita de principio a fin pero, como dije anteriormente, la falta de olfato goleador (tanto de Juárez como de Rosso, que estallo un tiro en el poste mediando la primera etapa) complicó la historia. "Ssuso" apostó desde el comienzo a aguantarla en su campo y esperar el error rival para convertir, con un Pedreira muy firme en defensa. Para oscurecer el panorama, a los 27 minutos cae el "Flaco" Laumann sobre el verde césped y sale lesionado. En su lugar ingresó Maxi Herrera, que comúnmente ocupa el lugar de Centro Delantero, pero el "Gato" (en lo que para mí fue un error de su parte) decidió ponerlo de Volante por izquierda, pasar a Morales de carrilero y formar la nueva dupla central con Paredes y Ortiz. Antes de finalizar el primer tiempo, y para nublar la tarde soleada de San Martín, llegó el primer gol del partido. La apertura del marcador la tenía Acassuso: Una buena jugada colectiva entre Planté y Santana, donde éste último definió al segundo palo de Otarola que nada pudo hacer. Así es, un equipo que no complicó ni lastimó a lo largo del primer tiempo a su rival, se iba al descanso con una victoria parcial.


En el entretiempo Leeb remendó su error. Optó por el ingreso de Cristian Guanca y el experimentado "Chanchi" Estévez por Coronel y Juárez respectivamente. Así el "Chino" Guanca se paró de volante por izquierda y el anteriormente ingresado Herrera se colocó de enganche. A los 27 del complemento Ruhl derriba a Guanca y le comete penal, el cual Morales cambió por gol. Acassuso, que no se pudo acomodar a lo largo del partido, se animó y llegó a complicar a Otarola con el punzante Pumpido, pero el 1 siempre respondió de buena manera. Cuando el partido se cerraba y parecía que los de Walter Otta se llevaban un empate de oro, apareció Diego Acuña: El '4' del conjunto de Leeb estrelló la pelota en el palo y, finalmente, convirtió después de agarrar el rebote de su propio disparo. Gargantas al aire, gritos desesperados al cielo, una corrida del "Gato" para abrazar al (últimamente) insultado Otarola, para festejar un gol que parecía de una verdadera final.


Merecida, agónica y desahogadora victoria del "Funebrero" que no quiere perderle pisada a los de arriba. La hinchada local despidió a los jugadores al grito de: "El domingo cueste lo que cueste.." en relación a lo que será un duelo clave ante Platense el próximo fin de semana.


El equipo comandado por Walter Otta no encuentra su rumbo en el torneo, acumula 32 puntos en 29 partidos y hace 4 partidos que no gana. Ahora deberá recibir a Deportivo Merlo.
Mauro Chircoff ( @Maauchaca )

0 comentarios :

Publicar un comentario