WHAT'S NEW?
Loading...

Lo que viene, lo que viene...



“Una victoria sin mérito no es una victoria” - Arrigo Sacchi. [1]

El año pasado, Julio Grondona, no de forma directa pero sí a través de los medios de comunicación, tanteó el panorama, midió reacciones y observó posturas respecto de una hipotética modificación en el sistema de competición del fútbol argentino. En su proyecto lo que más impactaba era el número de equipos en la Primera División: 30. Ante esto, la mayor parte de quienes integran el ámbito futbolístico alzaron su voz en contra de la propuesta. No hubo aceptación y todo quedó archivado. Pero no muerto, y mucho menos en el olvido.

La semana pasada la AFA anunció que se había aprobado unánimemente la reestructuración de los torneos para el 2015. El campeonato de Primera División, que además de aumentar a treinta la cantidad de participantes, también cambió su calendario (dejará de emular al europeo con el esquema junio-junio y dará pasó a un desarrollo entre febrero y diciembre) y solamente coronará un campeón por año. Al parecer, el régimen de descenso se mantendría similar al actual, con tres cuadros perdiendo la categoría según los promedios.

¿Y el Ascenso?

El segundo semestre será para acomodar a los equipos, buscando que en febrero de 2015 se pueda cumplimentar con lo pautado por el nuevo formato. Es decir, en 6 meses se habrán consumado ascensos y descensos. Todo a un ritmo veloz y voraz, en una etapa irónicamente denominada de transición.

La B Nacional será el torneo con más vaivenes. Su campeonato contendrá un desorden que deberá atravesar obligatoriamente para llegar al orden del año siguiente. Habrá 10 ascensos a Primera y participarán 22 clubes: Los tres descendidos de la máxima categoría en la presente temporada, los 15 equipos de la BN que no hayan ni subido ni bajado, los 2 ascendidos del Argentino “A” y los 2 de la B Metropolitana. Se dividirán en dos zonas de 11 y jugarán todos contra todos, ida y vuelta. Los primeros 5 de cada zona subirán. En el 2015 habrá 20 instituciones participantes. Los 12 que no subieron a Primera, los 4 provenientes de la B Metro y los 4 del Argentino “A”. Descenderán dos clubes, por promedio, sin importar la afiliación a AFA y subirán 4. A partir de 2016 serán 4 los que bajen y la misma cantidad los que asciendan.

En la B Metropolitana se jugará por 4 ascensos al Torneo Nacional, y en 2015 se denominará Torneo Metropolitano. La C, que se llamará Torneo Metropolitano “B” a partir del año que viene, la contienda será por 2 puestos de ascenso. Respecto de la actual D, que pasará a ser el Torneo Metropolitano “C” a la brevedad, se luchará por el título de campeón pero nada se menciona en lo referente a escalar un peldaño para quien obtenga dicho galardón en 2014. 
  
Más allá de la General Paz

Desde hace años que hay un reclamo entendible, concreto y sostenido por parte de los clubes del interior y de sus dirigentes por reestructurar los torneos. La pedidos apuntan a tratar de achicar distancias y con ello gastos, generar mayor entusiasmo en las provincias y mejorar el nivel de competencia deportiva. La gran duda es si los nuevos esquemas que a continuación están explicitados, sirven como solución a problemas de estructura arrastrados hace años y años.

El Torneo Argentino “A”, por tener implicancia directa en la conformación del Torneo Nacional, es quien más estuvo contemplado en los cambios. El del segundo semestre del 2014 será un campeonato también de transición, donde se otorgarán 4 ascensos. Desde 2015 en adelante, se llamará Regional “A” y contendrá entre sus filas 30 equipos. Los que no ascendieron en el Transición 2014, los que lleguen desde el Argentino “B” y 4 invitados. Estos cuadros invitados saldrán de un torneo que incluirá a los equipos mejor ubicados en el Argentino “B” pero de aquellas provincias que no tengan conjuntos jugando en Primera, BN o Argentino “A”.

En el Argentino “B” próximo jugarán los que hayan bajado del “A”, los que hayan subido del “C” y los que mantuvieron la categoría. Todos pugnando por uno de los 6 ascensos al Regional “A”, ex Argentino “A”. Para el 2015, hay muy poco expuesto. El Regional “B”, ese va a ser su nombre, definirá su organización y forma de disputa según el criterio del Consejo Federal y que este organismo también se reserva el derecho de invitar a los clubes que considere adecuado, con un limite de 3 por región.

El Torneo del Interior o Argentino “C”, al no disputarse en los segundos semestres, encontrará directamente una nueva versión en 2015. ¿Cuál es? Aún no esta dictaminado y el documento de restructuración lo deja en manos del Consejo Federal.

Los cambios estructurales aceptados y que serán introducidos por el Comité Ejecutivo de AFA aún tienen muchas aristas por confirmar y sobre todo por resolver. De hecho, no hay confirmación oficial de muchas de las cuestiones esbozadas en esta columna y más bien es una suerte de borrador variable. Lo que si está definido es que se viene un importante cambio.

Es una realidad que va a producirse una transformación profunda de cara al año entrante, pero todavía hay interrogantes por responder. Es menester por parte de los dirigentes aclarar, comunicar y definir con exactitud el o los “por qué” del viraje  y también el “cómo” se van a disputar finalmente los diversos torneos. Es necesario que sea de esa manera en pos de quitar el manto de duda respecto de supuestos intereses espurios presentes sobre lo que vendrá, y si lo “nuevo” verdaderamente potenciará y favorecerá a nuestro cada vez más deslucido y pisoteado fútbol argentino.

Por @tomfonseca




[1] Actual coordinador de las selecciones juveniles de Italia. Fue entrenador desde 1982 hasta 2000. Su trayectoria incluye al Rimini Calcio, Parma, Milán, Atlético de Madrid y la Selección Mayor de Italia (Fue sub-campeón del mundo en Estados Unidos 94´).

0 comentarios :

Publicar un comentario