WHAT'S NEW?
Loading...

Festejo Interior

El plantel de Guaraní Antonio Franco en la arenga previa a la final del Argentino "A".
“En el fútbol todo se complica por la presencia del rival.” – Jean Paul Sartre.

Y el cierre  de la temporada llegó. En tiempos donde los medios de comunicación tienen su atención prácticamente concentrada en lo que acontecerá a la brevedad en Brasil, los Torneos Argentinos tuvieron sus intensas y merecidas definiciones. Finalizó un año futbolístico extenso, tanto en el calendario y la cantidad de partidos, como en los kilómetros que cada institución debió recorrer para alcanzar (o no) la gloria.

En el Argentino “A”, en Posadas, jugaron el partido de vuelta de la final de la Reválida, Guaraní Antonio Franco de Misiones y Juventud Unida Universitario de San Luis. En la ida se habían impuesto los puntanos 2 a 1 con un gol sobre la hora de Emanuel Reinoso, pero esto no fue suficiente para consumar el ascenso.

“La Franja”, de la mano de José María “Chaucha” Bianco, ganó por la mínima gracias a la anotación de Tobías Albarracín y logró subir al Nacional B. A pesar de la paridad en el marcador global, Guaraní subió de categoría por poseer la ventaja deportiva. Había terminado segundo en el Nonagonal Final, atrás del campeón Santamarina de Tandil.

El equipo posadeño a mediados de 2012 había ganado un ascenso desde el Argentino “B” para jugar en la tercera división del fútbol indirectamente afiliado a AFA. Y en tan solo dos años pudo escalar otro peldaño en la pirámide jerárquica del balompié nacional. Grandes pasos en poco tiempo. Además en esta ocasión, y casi de manera excepcional, quedó potencialmente a 6 meses de jugar en Primera. A través de uno de los 10 ascensos para 22 equipos que tendrá el venidero Torneo Nacional pensar en esa posibilidad no es para nada descabellado. La experiencia en la élite no sería del todo novedosa, ya que supo participar de los Torneos Nacionales de Primera División en 1971, 1981, 1982 y 1985, pero si sería catalogable como de impensada hace unos meses atrás.

El Argentino “B” tuvo tres finales. En Mendoza, Gimnasia le ganó 3 a 1 a Unión Aconquija de Catamarca. La ida en Las Estancias había sido 0 a 0, por lo que el “Lobo” mendocino regresó al Argentino “A” luego de 5 años.

En el estadio el Coliseo del Golfo, en la provincia de Chubut, Deportivo Madryn goleó 4 a 0 a Estudiantes de Río Cuarto. A pesar de haber perdido el partido inicial de la serie por 1 a 0 en Córdoba, subió por primera vez en su historia al “A”. Allí lo espera su clásico rival de la ciudad, Guillermo Brown.

El tercer cuadro ascendido fue Atlético Paraná. Unión de Villa Krause se había llevado la ida como local en San Juan por 1 a 0. El resultado en Paraná no se movía y todo parecía indicar que los sanjuaninos se quedaban con el sueño del ascenso. Pero llegó el minuto 92. Instante clave para el desarrollo y resultado de la final. David Dri de Atlético, cambió por gol el penal cobrado por el árbitro Julio Quinteros y estampó el empate en el marcador global. Hubo que definir con penales y allí el “Decano” ganó 7-6 y gritó campeón.

Gimnasia de Mendoza, Deportivo Madryn y Atlético Paraná lograron el ascenso en la cancha y ya están confirmados para el Argentino “A” (o Federal “A”) próximo. Resta saber quiénes los acompañarán en esta excursión gracias las invitaciones que expedirá el Consejo Federal. El torneo de Transición contempla en su reglamento contener participantes, como mínimo, de 2 clubes por provincia en categorías profesionales. Con este cambio, se prevé que las provincias beneficiadas serían: Santiago del Estero (1 plaza, ya que posee a Central Córdoba jugando el Argentino “A”),  Jujuy (1 plaza), Catamarca (2 plazas), La Rioja (2 plazas), San Juan (1 plaza), Formosa (2 plazas), Corrientes (1 plaza), Chaco (1 plaza), La Pampa (2 plazas), Río Negro (1 plaza), Neuquen (2  plazas), Santa Cruz (2 plazas) y Tierra del Fuego (2 plazas).

El semestre próximo traerá aparejado muchos cambios y a su vez será la puerta de entrada para una modificación profunda en el formato de los campeonatos del fútbol argentino. Por lo pronto, arribamos al final. Con ello concluyó, o por lo menos se dejó en stand by por unos meses, tal como dice el “Negro” Fontanarrosa, el demencial desvelo por atrapar resultados deportivos dentro de un profesionalismo ateo. Ya volverán los tiempos de vértigos y urgencias.

Por @tomfonseca

0 comentarios :

Publicar un comentario