WHAT'S NEW?
Loading...

Ascenso Retro: La hazaña de Deportivo Armenio 86/87

Equipo de Deportivo Armenio que logró el ascenso a la Primera B en 1985. Foto: josecarluccio.blogsopot.com



Por Tomas Fonseca

Hay equipos que quedan para siempre grabados en las retinas. Grupos profesionales y humanos que logran romper cualquier tipo de pronóstico, salirse de los moldes y lograr hazañas impensadas (pero siempre soñadas). Elencos que han dejado huella en la historia de sus clubes y del fútbol argentino.

Si de cuestiones de hitos y proezas se trata, un caso emblemático es el Deportivo Armenio campeón del Nacional B temporada 1986/1987.

Toda gran historia tiene sus rasgos y sus condimentos que la potencian. Y la de Armenio no es la excepción. Fundado el 2 de noviembre de 1952, es decir, con tan “solo” 35 años de existencia, el elenco de la colectividad armenia además de erigirse como el mejor de la segunda categoría del país, también accedió automáticamente a la Primera División. Hecho que se potencia aún más, al adosarse el antecedente de que en el año 1985 jugó en la antigua “C”.

Cambios y reestructuración: Antesala de una consagración
En la convergencia de situaciones, hechos y factores que se dan a la hora de alzar una copa, hay que mencionar que el hoy “Tricolor” de Maschwitz y en aquel entonces vestido siempre de verde, supo consagrarse en la primera edición del Torneo Nacional B. Entre ajustes y modificaciones, logró edificar su gloria.

El primer semestre de 1986 fue de reestructuración para los diferentes torneos organizados por AFA (cualquier similitud con el presente no es pura coincidencia). A partir de esto, a mediados de año desaparecieron los viejos Nacionales e irrumpió en la escena el incipiente Nacional B.

Tomaron parte del certamen 22 equipos. 13 del interior (que clasificaron provincial y/o regionalmente), ocho de la Primera B (provenientes de un torneo de transición, con dos zonas de 10 equipos, y subiendo los primeros cuatro de cada una)  y el descendido de Primera para completar la nomina (Chacarita). Hay que detallar que Italiano subió de la Primera B directo a la A, en ese campeonato de la B, al vencer en un play off a Huracán, segundo peor promedio de la elite del fútbol argentino. El formato del torneo fue sencillo. Todos contra todos, ida y vuelta (42 fechas). Quien sumará más puntos, sería campeón y ascendería.

Construcción del sueño
Armenio quedó primero luego de una campaña notable. De la mano de su director técnico Alberto Parsechian, sumó 62 puntos, producto de 22 partidos ganados, 18 empatados y 2 derrotas. (Recordar que en aquel entonces la victoria otorgaba dos unidades). Tuvo un rendimiento del 73 % y le sacó 8 puntos a Banfield, su escolta.

Comienzo poco prometedor
Tuvo un arranque irregular. Cosechó únicamente 8 puntos de 16 disponibles, período en el que incluso conoció sus dos únicas derrotas del campeonato (contra Gimnasia de Jujuy, fecha 4, y Belgrano, fecha 8). Su inicio contabilizó 2 partidos ganados, 4 empatados y 2 perdidos, un andar con demasiados altibajos si se piensa en términos de liderato.

Reacomodamiento y brillantez
Luego de un principio deslucido, el equipo enderezó el rumbo y con creces. Un fundamento elocuente de su prolifera temporada es que se mantuvo 34 fechas invicto. A partir de la jornada 9, en la que enfrentó y empató 1 a 1 con Los Andes, realizó la formidable marca de 20 ganados y 14 empatados. Desde aquel cotejo, se encaramó en una racha positiva hasta el final. Una aplastante superioridad refrendada en la obtención del máximo galardón máximo.

El día “A” fue el 14/4/87. Sin lugar a dudas, el momento donde se escribió la página de oro del Deportivo “A”rmenio. Un antes y un después en la vida de un club representativo de una comunidad, sin una estructura de parafernalia por detrás, pero con un equipo que jugó (y se la creyó) para ser campeón. En cancha del “Calamar” derrotó a Banfield 1 a 0 con tanto de Cincunegui, se proclamó campeón y subió a la “A”

Números y datos
Es menester decir que su fantástica temporada no se basó en su localia. No tenía un caudal grande de hinchas y tampoco un estadio propio. Hizo de local en las canchas de Ferro y Platense y logró imponerse a equipos de gran convocatoria. No solo a instituciones tradicionales de la zona Metropolitana como Huracán, Banfield Chacarita, Tigre y Los Andes, sino también a muchos del interior, que suelen hacer de sus estadios y sus provincias verdaderas fortalezas deportivas.

Sin contemplar a los equipos del Gran Buenos Aires, Deportivo Armenio obtuvo 18 de 28 unidades en el Interior. Una efectividad del 64, 28 %.  Le ganó en Río Negro a Cipolletti, en Salta a Central Norte, en Tucumán a Atlético Concepción, en San Juan a Unión Villa Krause, en Misiones a Guaraní Antonio Franco y en Santa Fe a Colón. Empató en Corrientes con Mandiyú, en Santiago del Estero con Central Córdoba, en Pergamino con Douglas Haig, con Chaco For Ever, en Mendoza con Deportivo Maipú, y en General Pico, La Pampa, con Ferro. Conoció la derrota ante Gimnasia de Jujuy y Belgrano de Córdoba.




En lo que refiere al equipo propiamente, su capitán era Miguel Gardarian y destacaron figuras tales como José y Luis Villarreal, Úbeda, Gallardo, Sigifredo y Maximiliano Cincunegui, que aportó 22 goles en la temporada, siendo el cuarto máximo artillero del certamen. También hizo una gran contribución su arquero Sarmiento, que solamente concedió 29 goles en contra, catapultándose como la valla menos vencida del torneo.

Fueron y serán leyenda. Ya estamparon su firma para siempre en el Olimpo del Deportivo Armenio. Un logro que se construyó en el andar y se consumó con pergaminos y holgura.

Posteriormente no se pudo o supo sostener, ya que el equipo regresó a la B tan solo dos años después. Pero hay algo imborrable. Lo onírico transformado en realidad. Armenio es uno de los privilegiados en haber llegado al máximo pedestal del fútbol vernáculo. Y eso, ni nada ni nadie, ni el tiempo ni su presente se lo pueden quitar. Es un tesoro muy preciado, que desde estas líneas, quisimos recordar y homenajear. 


EL PASO POR PRIMERA



Notas relacionadas:

Historia y futbol.

Créditos
Nota e investigación: Tomas Fonseca
Infografia: Sebastian Ludueña





0 comentarios :

Publicar un comentario