WHAT'S NEW?
Loading...

Quedó atrás

Por Mauro Cunto

Los Andes se jugaba en Mendoza la posibilidad de mantenerse prendido arriba sin que se le escape el trinomio de animadores, pero tuvo un partido flaco y cayó derrotado con Independiente Rivadavia por 1 a 0.

Era un empate clavado, que al fin y al cabo no le caía tan mal, pero lo terminó perdiendo a falta de cinco minutos en una peculiar jugada.

Es que en el tiro libre que derivó luego en el gol de Masoero para la Lepra, nunca debía haberse ejecutado. ¿Por qué?, porque en el momento en que el ejecutante con su compañero preparaban la pelota, en Los Andes se iba expulsado García, y si bien ya estaba fuera del campo de juego, la situación dentro del mismo no era animosa ni estaba preparada como para continuar. De hecho- y aquí lo importante- Zeballos aún sostenía en su mano la pelota de la jugada anterior, hecho que impide terminantemente que el juego se pueda reanudar.

El local realizó el tiro libre, Zeballos soltó la pelota y la jugada continuó con dos balones muy cerca uno del otro, pero el árbitro del partido, Pablo Díaz, convalidó la acción que derivó en el centro y posterior gol de Masoero dándole la victoria a la Lepra Mendocina.

En cuanto al trámite del partido, que queda totalmente discriminado por esta acción particular, fue parejo. No se sacaron grandes ventajas el uno al otro en el desarrollo del encuentro y ambos tuvieron situaciones como para convertir. El empate era justo resultado.

El Milrayitas se quedó así con 38 puntos y ahora está a diez de los escoltas, número que parece muy difícil de remontar por lo que el conjunto de Nardozza puede comenzar a amigarse con la idea de asegurarse un lugar en el reducido.  Mientras tanto, La Lepra llegó a los 34 e intentará de esta manera llegar a la zona caliente de los que pugnan por un lugar en el G4.


0 comentarios :

Publicar un comentario