WHAT'S NEW?
Loading...

PUNTERO EN SOLEDAD



Sportivo Barracas empató 1-1 de local con Claypole. El Arrabalero se había puesto en ventaja con gol de penal Miller Moreno pero la visita lo empató, también desde los 12 pasos, pero a través de una supuesta falta en el área que sólo observó el árbitro Juan Pafundi. Sigue puntero el equipo de la dupla Damián Infante y Claudio Vidal luego de 24 fechas disputadas de la Primera D.
La peor sensación es aquella que te despoja de lo que tenés por mérito, por sacrificio, por trabajo. Si dudas que el arrebato desorienta, enoja, indigna demasiado. Juan Pafundi decidió que Claypole se llevara un punto. Mejor dicho, impidió que Sportivo Barracas se quedará con el triunfo, con las tres unidades que le correspondían. Cuando iban poco más de 10 minutos de la segunda mitad, luego de un despeje en un córner, Nicolás López se adelanta al intento de gambeta del delantero de Claypole y pone el balón en dirección al mediocampo. Se escucha el silbato, Pafundi marca penal. Insólito.
El partido fue jugado por ambos de acuerdo a lo esperado. Sportivo Barracas tomó los riesgos necesarios para ser el protagonista  en todo momento. Intentó asociarse en el medio con Oscar Peñalba y Ezequiel Cohen para destrabar la férrea marca dispuesta por el visitante en la zona de gestación. Nicolás López y Miller Moreno fueron de lo mejor en la primera parte, lograron tocar, pasar y desbordar por derecha. Varias llegadas se sucedieron con remates deDiego DorregarayEzequiel Cohen y Ezequiel Sánchez, faltaba la última puntada para llegar a la red.
Dos situaciones claves se dieron en los primeros 45 minutos. Una estupenda atajada de Walter Cáceres luego de un córner, remate a quemarropa en el área chica con gran respuesta y reacción del número 1 con los pies. Pocos minutos después, Maximiliano Rivas Bolaños se desprende y encuentra a Nico López que es tumbado por Meli, el arquero de Claypole. Miller Moreno se hizo cargo y no falló. Fuerte remate a media altura para decretar el 1-0 justificado para el Arrabalero.    
Para la segunda mitad se esperaba algún sofocón, muchísimas contras, espacios para explotar y llegadas para convertir. Desgraciadamente el Juez torció el rumbo del partido. A los 11 minutos el encuentro se empataba a través de los pies de Frascone. El impactó fue sentido por Sportivo Barracas que primero debió reponerse de la injusticia para luego reactivar sus fuerzas y líneas para superar a un equipo que ya gozaba de una igualdad inmerecida y que estaba dispuesto a defenderla con todos. Ya sea haciendo tiempo, irritando a los jugadores locales a empujones, metiendo todo el equipo lo más cerca de su propio arco para evitar el tanto de la victoria Arrabalera.
El ingresado Patricio Costa Repetto renovó el aire de la ofensiva y tuvo un par de chances. La más clara fue luego de una gran jugada colectiva, la pelota le quedó incómoda entre sus pies, pero a pesar de eso logró sacar un remata cruzada que superó al arquero. El balón caprichosamente se fue a centímetros del palo derecho. Pafundi se equivocó feo, pero entramos en la recta final de un torneo que no es nada fácil. Es el momento exacto para transformar la rabia y el enojo por una vehemente actitud ganadora para demostrar que la diferencia de Sportivo Barracas es sobradamente superior a la de cualquier injusticia. 
Prensa Sportivo Barracas

0 comentarios :

Publicar un comentario