WHAT'S NEW?
Loading...

SIGUE SOLO ARRIBA



Sportivo Barracas igualó 1-1 frente Central Ballester como visitante y quedó en lo más alto de la tabla, con un punto de ventaja sobre Liniers.
Una vez más logró levantar el resultado adverso ya que el  local se puso en ventaja tras un dudoso penal cobrado por el árbitro Diego Molinelli. En la segunda parte se vio lo mejor del Arrabalero para llegar al empate en cancha de J.J. Urquiza  por la 23ra. fecha del Torneo de Primera División D. Un partido durísimo que le permite además a Sportivo Barracas  mantener una racha de 15 partidos sin conocer la derrota.
Hay factores externos que se meten e inciden directamente en el trámite del juego e incluso muchas veces en el resultado. El viento recorrió la cancha de arco a arco y favoreció claramente a Central Ballester en la primera parte y a Sportivo Barracas en la segunda. Los dos equipos aprovecharon la situación favorable y marcaron cada uno en la etapa que la tarea se veía facilitada por la acción del viento.
Pocas situaciones se dieron en los primeros 45 minutos. El local apostó a cerrar los caminos del Arrabalero, apretando en la salida y obligando al error. Así fue como el delantero Joel Godoy se robó un balón y quedó de frente al arco, llegó a cerrar con lo justo el arquero Walter Cáceres pero Molinelli interpretó que arrastró pelota y pie. Lo ayudó a decidir el griterío de la tribuna local. Daniel Pastrana se hizo cargo y convirtió el gol con un remate arriba y a la derecha, nada que hacer para Cáceres.
El conjunto de la dupla Damián Infante y Claudio Vidal nunca renunció a su juego, más allá de la adversidad del viento y el resultado recibió el impacto de ir en desventaja y poco a poco rearmó sus filas para ir en busca del arco rival. Intentó con la movilidad de Matías Discenza y Carlos Tapia por derecha, lo mismo hacían Gonzalo Valdéz y Ezequiel Sánchez por izquierda. Ballester se las ingenió para obstaculizar los caminos que conducían a su propia meta. La llegada más importante se dio sobre el final de la etapa, un cabezazo de Diego Dorregaray que llegó a las manos de Castrogiovanni.
Para la segunda mitad se produjeron modificaciones. Ingresó Carlos Ricci en la defensa, Ezequiel Cohen pasó a la mitad de la cancha y Dorregaray se fue como extremo por la izquierda. Al minuto de juego los frutos lograron verse. Una llegada clara para el Arrabalero que significaba una clara señal de que las cosas ya eran distintas. Y porque además, el viento ahora lo favorecía. El conjunto local comenzó a apelar al juego brusco y a entorpecer el partido, ya sea con infracciones, simulaciones, demoras, etc. El juez Molinelli repartía consejos y era riguroso con los jugadores de Sportivo Barracas.
Cuando promediaba la etapa de suceden varios hechos decisivos. Primero hubo una gran llegada con taco incluido donde Valdéz se filtra y saca un remate cruzado que pasa besando el poste izquierdo. En esa misma jugada Pastrana es expulsado por agredir a Dorregaray, al fin el árbitro tomó nota. Pocos minutos más tarde llega la igualdad. Un centro llega al corazón del área, el recién ingresado Miller Moreno, algo incómodo, cede hacia atrás para que Patricio Costa Repetto le dé un zurdazo inapelable.
Lo que quedó de partido fue un monólogo. Sportivo Barracas con la posesión del balón, buscando con paciencia los huecos para llegar a la victoria que nunca se dio, a pesar de contar con algunas situaciones claras. Central Ballester resistió como pudo y se aferró al empate. La punta sigue siendo propiedad exclusiva del Arrabalero. Se viene la recta final, donde la concentración, el juego y el alma deben ir mancomunados para obtener al ansiado ascenso. 
Prensa Sportivo Barracas

0 comentarios :

Publicar un comentario