WHAT'S NEW?
Loading...

SALIO DE LA MALA RACHA


Sportivo Barracas venció a Argentino de Merlo por 2 a 1 con goles de Costa Repetto y Di Biasi en el marco de la 16ta fecha del Torneo de Primera C.
Rompió la mala racha el Arrabalero y se alzó con los puntos en juego frente a La Academia del Oeste. Venía de cuatro derrotas consecutivas, necesitaba ganar para continuar alejándose de los equipos del fondo de la tabla de promedios, y así lo hizo. Con autoridad, respetando el estilo de juego que le imprime la dupla Damián Infante y Claudio Vidal, y nuncarifando la pelota.
Desde el minuto cero buscó el arco de enfrente, especialmente aprovechando la movilidad de Félix Orode, asociado a Elías Di Biasi, Nicolás López, y el centrodelantero Patricio Costa Repetto, por la banda derecha del ataque. Desde allí, y con estos protagonistas, llegaron las primeras situaciones de riesgo.
Avisó, primero, Costa Repetto con un disparo desde afuera. Minutos después, vendría la segunda chance: centro atrás de López, cabezazo de Costa Repetto y grito ahogado por supuesta posición adelantada. La tercera para el goleador, que volvía a la titularidad, fue la vencida: no da por perdida la pelota Orode, la pelea, y se hace del balón para mandar un centro para Costa Repetto que remata al arco e infla la red. Gol y desahogo individual y colectivo.
No se replegó el Arrabalero y fue en busca de ampliar la diferencia. A los 33 minutos, López estrellaba un remate en el travesaño y, luego, Costa Repetto definía por arriba del horizontal ante la salida del arquero Cabrera.
El visitante, nunca acusó el golpe del gol. Sus aproximaciones llegaban a través de tiros libres y de esquina que no encontraban destinatario. Es por eso que no sufre contratiempo alguno Walter Cáceres durante los primeros 45 minutos.
En el segundo tiempo, comenzó otro partido. Sportivo Barracas bajó la intensidad de juego y le costó generar peligro en el arco de enfrente. Para colmo, una falta en el área, y el gol desde los doce pasos, en los pies de Maldonado, le daba aire al visitante que, hasta allí, había hecho poco y nada.
La desazón se hacia presente en el Estadio República de Italia. Para colmo, el ritmo de juego se hizo lento y no abundaban las situaciones de peligro, tal como nos tienen acostumbrados estos jugadores. Para destacar, una y otra vez, el respeto al repertorio y estilo de juego, aún cuando la jornada pintaba adversa.
A la cuenta se suma, también, el amor propio y las ganas de quedarse con los tres puntos que demostró el Arrabalero. Por eso, en una de las últimas de la tarde, el incansable Orode encuentra en Di Biasi otro socio para el gol y llega el ansiado grito que se había hecho desear en Ciudad Evita.
Triunfo, y tres puntos importantísimos para asegurar (aún más) la permanencia y tener una merecida recompensa por el esfuerzo realizado en este tramo del campeonato.
PRENSA SPORTIVO BARRACAS

0 comentarios :

Publicar un comentario