WHAT'S NEW?
Loading...

ARRANQUE NACIONAL

Foto: Prensa Dalmine / webdelviola.com.ar


Por Tomas Fonseca

Arrancó una nueva temporada de la siempre apasionante Primera B Nacional, pero teniendo en la previa una antesala donde parecían avizorase vientos de cambios.

En el receso, y en el medio de la fiebre mundialista, se barajó seriamente la posibilidad de realizar una reestructuración de gran envergadura en todo el Ascenso y, por ende, también en la segunda categoría del fútbol argentino. Sería esta división la que atravesaría más modificaciones de llevarse adelante el proyecto. El mismo implicaba el armado de dos zonas, una Interior y otra Metropolitana, llevando a la BN a una mayor regionalización. Para esto deberían haberse dado varios ascensos y/o invitaciones, puesto que se contemplaba la participación de 18-20 equipos por zona.

Finalmente, tras debates e idas y vueltas, el cambió no llegó. Por determinadas exigencias de la Superliga y por posiciones encontradas y diferentes en el seno dirigencial de AFA, se optó por tomar el camino más salomónico. A través del presidente de la casa madre del fútbol nacional, Claudio “Chiqui” Tapia, predominó la idea de buscar un consenso dentro del arco del Ascenso ante una movida de tanto calibre y la reforma deberá esperar.

Quedo en “stand by” la reestructuración, pero latente, plausible de ser aplicada en temporadas venideras. Y la pelota comenzó a rodar a lo largo y lo ancho del país en un certamen de formato similar al del año pasado en lo referente a los ascensos, pero diferente en lo que concierne a la perdida de categoría.

Son 25 equipos peleando por dos boletos a Primera. Uno para el campeón y otro por la vía del Reducido, a disputarse por los elencos ubicados del 2° al 9° puesto. Además de un descenso por promedio a la B Metro y otro al Federal A, según sea el tipo de afiliación del equipo. Distinto a la temporada pasada donde hubo seis descensos.

Habiéndose jugado las dos primeras fechas, sería prematuro y aventurado dictar sentencia de los equipos, pero si la foto de los resultados nos permite pensar algunas cuestiones. Candidatos que logran refrendar la etiqueta que tenían en la previa, clubes que deberán mejorar para poder aspirar a puestos más importantes y otros que parece que posarán sus ojos definitivamente en la disputa por mantener su lugar en la B Nacional.

Como protagonistas del torneo irrumpieron en la escena Brown de Adrogué, Villa Dalmine y Agropecuario, todos con un papel protagónico el año anterior y ahora picando en punta, ¿Se les dará este año la gloria? Además, en este lote aparecen Independiente Rivadavia y Mitre de Santiago del Estero. En un segundo pelotón están históricos como Atlético Rafaela, Sarmiento de Junín, Nueva Chicago y Quilmes y en un tercer escalón instituciones como Ferro, Almagro, Gimnasia de Mendoza y Platense. ¿Lograra el “Calamar” volver a Primera estando tan solo un año en la BN luego de su salida de la B Metro? ¿Será una fortaleza haber mantenido el plantel y el cuerpo técnico?

Equipos grandes como Instituto, Los Andes, Olimpo, Chacarita y Temperley, estos tres últimos tras descender de primera, necesitan rápidamente reconciliarse con su historia y pelear en la vanguardia de la tabla, cuestión que por ahora se le ha dificultado en el inicio ya que no han sumado unidades. Lo positivo para estas instituciones es que todavía hay vasto margen para enderezar el rumbo.

La B Nacional está en plena etapa de despegue. Queda mucho camino por recorrer, la largada es importante, puesto que puede ser la luz de ventaja y de motivación que asiente las bases dentro de cada plantel para tener un gran campeonato. Pero tomando una frase típica del repertorio futbolero, lo importante no es como empieza sino como se termina.

Principales posiciones.

0 comentarios :

Publicar un comentario