WHAT'S NEW?
Loading...

¿Todo se transforma?




La Columna de Tomas Fonseca:
@tomfonseca


Son tiempos de “fútbol para todos”, de búsqueda de mayor federalización y menor centralización. Desde hace varios meses se encuentra situada sobre la mesa la idea de modificar el fútbol argentino.

El lunes 25 de julio pasado se anunció una gran restructuración del balompié nacional. El "nuevo orden", término que usó, el por aquel entonces vocero de la AFA, Ernesto Cherquis Bialo, determinaría que los clubes de Primera División y los de la B Nacional, se fusionarían en un solo campeonato para la temporada 2012/2013. El proyecto fue intensamente criticado por gran parte del mundo de la pelota y fundamentalmente por los hinchas. Ante esto, y mediante sugerencia del Gobierno, desde la calle Viamonte decidieron dejar de lado el proyecto.

Aquello quedó en la nada pero fue el puntapié inicial para la irrupción en la escena de varias propuestas para el cambio. Ideas no faltaron. “Superliga”, eliminación de promedios, muchos equipos, menos equipos, zonas, play-off, tabla anual, ínter-zonales, dos torneos, Torneo Argentino A con ascenso directo a Primera División, son algunas de las muchas modificaciones que se esbozaron.

Hace dos semanas, un nuevo proyecto para cambiar los torneos comenzó a circular en la AFA, pero esta vez con la firma de Julio Grondona. El nuevo esquema propone un torneo largo de 20 equipos, con tres descensos a la B Nacional por temporada y la eliminación de las promociones. Bajarían los dos peores promedios de las últimas tres temporadas y el tercer descendido sería el último de la tabla general de cada temporada. Esta propuesta deberá ser evaluada y analizada en las próximas reuniones del Comité Ejecutivo.

Todo indicaría, tras tantas idas y vueltas, que la propuesta del máximo dirigente de la AFA será aprobada.

Los apasionados por el fútbol anhelamos reformas pensadas en profundidad, un proyecto serio, a largo plazo y que integre a todo el país. La búsqueda de torneos que eleven la calidad de juego y dejen de lado la especulación, es fundamental. Que sea atractivo para los hinchas y espectadores debe ser condición obligatoria.

Asoma un cambio, el cual es realmente necesario. Pero deseo con fervor que haya una evolución estructural y no un simple viraje signado por la coyuntura.

Tomas Fonseca
Jugador de Colegiales
Estudiante de Comunicación Social en UBA

0 comentarios :

Publicar un comentario